-

-
"El médico del futuro ya no tratará la estructura humana con medicamentos, sino que curará y prevendrá las enfermedades las a través de la nutrición" Tomás Alva Edison, 1902.

sábado, 8 de octubre de 2016

Raiz: Jengibre.

Pocos vegetales poseen tantas propiedades benéficas para la salud como el jengibre. Esta raíz es ideal para aliviar la tos y el dolor de garganta, y es utilizada desde la antigüedad como estimulante gastro-intestinal, y del sistema nervioso central. Reduce el cansancio y contiene muchos antioxidantes. En este articulo les enseñamos como preparar diferentes infusiones y remedios caseros con esta magnifica raíz.
El jengibre o kion (Zingiber officinale) es una planta de la familia de las zingiberáceas, cuya raíz está formada por rizomas horizontales muy apreciados por su aroma y sabor picante. La planta llega a 90 cm de altura, con largas hojas de 20 cm.
En la cocina occidental, el jengibre, seco o en polvo, se restringe tradicionalmente a alimentos dulces; se utiliza para elaborar caramelos, pan de jengibre, para saborizar galletas (como las populares galletas de jengibre) y como saborizante principal de la gaseosa de jengibre o ginger ale, bebida dulce, carbonatada y sin alcohol.
En investigaciones médicas se ha comprobado que la raíz de jengibre es un efectivo tratamiento contra las náuseas causadas por los mareos en medios de transporte, así como las padecidas por las mujeres embarazadas. No se le conoce efecto teratogénico por eso es segura en embarazos. También se utiliza con éxito en gastritis leves.
En algunas pacientes puede agravar la gastritis si han estado previamente tratados con analgésicos antiinflamatorios. Se puede emplear en decocción o en extracto. Se utiliza también como estimulante gastro-intestinal, tónico y expectorante, entre otros. Es un potente estimulante del sistema nervioso central y autónomo. Contiene muchos antioxidantes. Externamente sirve para tratar traumatismos y reumatismos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario